Post operatorio (V parte)

Hola de nuevo!

Os traigo la última entrega del proceso y os pongo al día.

La primera semana después de la operación una vez en casa, estuvo mi pareja conmigo en casa, #menosmal! Según las indicaciones de los médicos cada hora y media, dos horas, tenía que tomar algún liquido. Si hubiera sido por mí se me hubiera olvidado más de una toma porque no tenía nada de hambre y no tenía ganas ni quería moverme mucho, él estaba pendiente del reloj por mí trayéndome lo que tocara en cada momento.

No fue muy doloroso pero si bastante molesto, intentaba aguantar sin tomarme el paracetamol para el dolor. Estaba muy floja eso sí, me sentía muy débil y mareada, como si me fuera a caer redonda en cualquier momento.

La segunda semana ya estaba sola en casa y ya empecé a hacer cosas como hacer la colada, sin coger peso, hacía viajes cogiendo un par de prendas de ropa en cada uno. Tuve visita con la enfermera para ver como iba el tema de las comidas, de momento todo bien, tocaba empezar con los pures. Lo peor fue la sed, tenía muchísima sed y no podía beber porque no me cabía, cogí la obsesión de que tenía que estar todo frío.

Sólo vomité una vez que tomé unas vitaminas que usaba antes para la piel, pelo, uñas y herpes ( ahora sólo me las puedo tomar por la tarde noche después de cenar, por la mañana me siguen sentando mal)

La tercera semana, más médicos, vi al cirujano y a la enfermera para seguir con la introducción de comida. Esta semana me tocaba empezar con cosas hervidas y al vapor. El cirujano me dijo que estaba bien, que empezara a hacer deporte y vida normal. Volví a la academia pero todavía no me veía fuerte para hacer deporte, aun me sentía débil.

La cuarta semana me dio un bajón, me sentía muy débil y mareada, tanto que a veces me daban temblores, fui al médico pero estaba bien de todo no me supo decir, así que tuve que esperar a los resultados de los análisis de sangre que tardaron 10 días. Este bajón me duró sólo esta semana, a la semana siguiente ya estaba bien, ya me sentía bien.

Al mes y 11 días fui a la doctora, cuando me dijeron los resultados de los análisis, me mandó 3 vitaminas más, una 3 meses, la D, Deltius bebida y la B12 inyectada, ambas una vez al mes, por tiempo indefinido. Una vez me lo empecé a tomar todo y por fin me inyectaron la B12, al día siguiente de la inyección noté los efectos, fue como si me hubieran cargado la batería al 100% después de estar mucho tiempo por debajo de 70%. Estaba al 100% como siempre. Entonces si que pude empezar a caminar, hacer deporte y vida normal.

Ya podía comer de todo, vigilando, tarde en empezar a comer de todo, hay cosas que no he probado desde antes de la intervención pero no tengo prisa por comer de todo. Para mi lo más duro fue el primer mes y medio.

Hace casi 3 meses desde la intervención, llevo 28 kilos eliminados, ( lo que se elimina no vuelve, si lo pierdes lo puedes encontrar y no los quiero volver a encontrar 😉 )  A veces me sigue doliendo un poco la zona, si me toco con algo, el bolso o a veces sin más. Es una sensación física y extraña, pero tampoco es exagerada ni paralizante, no me preocupa mucho por ahora. La doctora me dijo que tengo tengo que beber entre 1,5l y 2l, cosa que me cuesta muchísimo de manera que siempre voy con una botella de agua, para ir bebiendo poco a poco. Me he de esforzar en beber 1,5l entre agua y aquarius pero más o menos lo voy consiguiendo.

El tema de calibrar la cantidad de comida me ha costado mucho, desde hace una semana o dos empiezo a controlarlo y a no acabar de comer estando llena al 100%.  La sensación de llenarse demasiado ahora después de la operación no tiene mucho que ver con la sensación de estar llena antes después de una comida familiar en navidad por ejemplo. Ahora se pasa bastante mal. Esto pese a que sea un mal rato no me parece tan malo, es como un toque de atención de mi cuerpo para que sea consciente, vigile y no me exceda. Es cuestión de paciencia y de que aunque sea poquita cantidad hay que comer despacio ( aunque con las cantidades de las que hablamos se hace díficil comer taaan despacio, parece una broma). Más vale no quedarse llen@ y si en un rato vuelves a tener hambre, pues tomas un zumo, cacaolat 0% o lo que sea y se evita el mal rato.

¡Ya estáis al día conmigo! Lo que os he contado ha sido mi experiencia, lo que los médicos me recomendaron en mí caso, no quiere decir que sirva a todo el mundo ni que sea igual para tod@s.

Si os parece bien iré haciendo “updates” de tanto en tanto e iréis viendo fotos del progreso.  Cualquier duda o pregunta podéis dejar un comentario o enviar un mail. Un abrazo de oso y nos vemos pronto.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s